mayo 31, 2005

…Como niños

Posted in Opino que... a 9:22 pm por ivanolmedo


Como todo buen friki (aunque sospecho que soy un friki más bien tirando a muy modesto, visto lo que hay por esos mundos de diox) ya he acudido al templo para contemplar el milagro del Episodio III: La Venganza de los Sith. Creo que hay ya – y habrá – muchos comentarios, críticas y opiniones sobre la película en todo blog que se precie, y más afinados que los que yo haría. Así que voy a salirme por la tangente. Hablo de Star Wars: sí, pero no… Sinceramente, no soy un devoto de los dispensadores de comida rápida al estilo yankee, pero al menos tolero un poco al rival del payaso sin gracia ni imaginación de ilustre apellido escocés. Aquello es: el Burriquín… No negaré que, incluso para mí, una noche de sábado con película de estreno, hamburguesa y patatas tiene cierto atractivo. Una muy de vez en cuando, también es verdad. Y ya tocaba. Así que antes de empanadillarme totalmente con la historia de la caída en el lado oscuro del joven Skywalker, mis jugos gástricos pidieron guerra con rugidos de euforia guerrera realmente estremecedores. Y allí mismo había un Burriquín, tan estratégicamente colocado, pardiez. Y tan estratégicamente engalanado con posters y demás parafernalia galáctica. Todo sea por la República y el Senado… (je, je…)
No viene a cuento lo que pedí (aunque puede suponerse, dada la poca variedad gastronómica del lugar) si no precisamente lo que NO pedí. Y para error mío NO pedí un Diverquín, supongo que dando por sentado que un adulto no pide esas cosas ni es envoltorio digno de su adultez. Craso error. Como puede contemplarse más arriba, los Diverquín incluían en cada cajita un muñequito de regalo (bueno, regalo, por decir algo) lo cual se supone hace las delicias de la chiquillería. Pero, claro, el friki de Star Wars es un friki de Nivel Uno, Categoría Superior, o como se le quiera catalogar y, la verdad, el ver tantos tiernos infantes a mi alrededor abriendo con ansias el correspondiente plastiquito y agitando sus juguetes de barata hechura en los morros de sus progenitores, hizo que sintiera… no sé… una presencia que no había sentido desde… En fin, coñas aparte, estuve tentado de pedirme un Diverquín después de finiquitar el primer pedido, pero la cordura se impuso de alguna forma. Es decir, este fin de semana vuelvo…
Pero voy al meollo del detalle. Fíjese usted en cuáles son los muñequitos de marras que podemos encontrar en las atractivas cajitas: un indispensable Darth Vader; un impepinable Yoda, un carismático Chewbacca, el dúo cómico de droides… ¿qué pasa aquí? ¿Está Obi-Wan? Nooo… Mace Windu? Nooo… ¿Padmé Amidala? ¿El general Grievous? ¿El imbécil de Jar-Jar..? Pues nada de eso. Los personajes que encontramos son, digámoslo así, los clásicos, los de siempre, los de la trilogía original… Y, detalle dentro del detalle, …ve usted esa navecilla que viene también como juguete? Sí, es el Halcón Milenario, que continúa siendo la nave más apreciada y resultona de toda la saga y, por supuesto, no aparece en este Episodio III. Parece que no se han atrevido con Han Solo, pero por un pelo… Algún aficionado con cierta mala uva sacará seguramente conclusiones acertadas de este tan pequeño detalle comercial…
La película, por cierto, es buena, a pesar de un montoncete de diálogos irrisorios y la extraña manía de Lucas de meter morcillas infantiloides a toda costa; pero la batalla inicial es espectacular como pocas y los últimos momentos de metraje son – a pesar de Lucas, otra vez – entre terroríficos y dotados de un aura de reconocimiento nostálgico para aquellos que asistimos al estreno del Episodio IV. Sí, porque yo asistí a aquel estreno… soy más viejo de lo que parezco, me temo
Posted by Hello
Anuncios

6 comentarios »

  1. alinorak said,

    Conseguiré mi R2-D2, jejeje!!!
    ;P

  2. Nacho said,

    Joé. No te hacía devorador de carne sangrante a la manera americana XD Servidor lleva sin entrar en uno desde hace catorce años cuando, de viaje de fin de curso a Barcelona, entramos a comer en un Burriquín cercano a la plaza Cataluña. Desde entonces… hasta ahora. ¿Excepciones? Unas cuantas, patrias para más señas. Bocatas, Pansconcompañías,…

    Sólo una nota pedante. El Halcón sí que aparece en este Episodio III en plan cameo Hithcock. Fue divertido observarlo.

  3. Iván Olmedo said,

    Vaya, ya me temía yo lo del Halcón, con esa manía (hey, por mí está bien), de meter cositas escondidas. Yo no lo ví, sorry…
    Al Burriquín voy muy poco, pero de vez en cuando no me importa jalarme un par de hamburgers… Eso sí, el Pans and Co. lo tengo cruzado; por ahí sí que no paso…

  4. Nacho said,

    Hombre, es que donde esté la “comida” del país que se quite la extranjera XD

  5. alinorak said,

    Bueno, eso depende….
    porque si pruebas la comida griega….ummmm…turca o china….seguro repites,jeje!!
    Y eso sin hablar de la cocina belga….;P

  6. Errantus said,

    Nada, nada, que yo me voy a comprar mi jabón negro de Darth Vader para que el lado oscuro me oscurezca la piel, porque como esa cosa manche, bonita me voy a ver. XD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: