septiembre 25, 2005

Viñetas de magia para Gotham

Posted in Impresiones tebeeras a 1:22 pm por ivanolmedo

¿Cómo puede un dibujante de historietas ser tan exquisito y preciosista, y a la vez tan claro y eficaz narrativamente hablando? ¿Cómo es capaz de elaborar unas páginas que por sí solas, como unidad, son ejemplos perfectos de las más altas cotas de virtuosismo gráfico pero están siempre subordinadas al argumento, a la historia que cuentan? Ambas preguntas no tienen respuesta clara (el cómo) pero sí tienen una respuesta evidente al quién: P. Craig Russell. Parece que desde que pude al fin leer Elric: Stormbringer, la magia de Russell, un autor al que tenía poco menos que abandonado en mis lecturas, ha vuelto a contagiarme. Hace un par de semanas me encontré por casualidad dos números de la excelente Leyendas de Batman, de la añorada Ediciones Zinco, en visita concentrada a una librería de viejo. Esta colección, articulada por sagas o arcos argumentales de la mano de autores de talla, cuenta con un buen número de interesantes aventuras de nuestro hombre murciélago favorito. En sus números 40 y 41, John Francis Moore escribe una breve historia de título Hot House (Invernadero), protagonizada por Batman y Hiedra Venenosa; una trama de drogas, un par de sicarios… y un trasfondo algo más sentimental donde lo literario juega un papel importante en cuanto al trabajo del guionista. Las bondades del tebeo, empero, se ven magnificadas, como no podía ser de otra forma, por la mano de Russell, que en un trabajo menor en pretensiones y no en vano alimenticio, dentro del comercio superheroico (lejos de óperas, nibelungos y demás) resulta tan afortunado como de costumbre. Capaz de embutir diez o doce viñetas por página sin ser apelmazado ni pastoso; maestro en la diversificación de planos y encuadres de manera cabal y precisa; envidiable en sus dotes para realizar viñetas de gran complejidad informativa con un solo detalle o unas líneas que nunca están de más… un auténtico genio. Como píldora de muestra, las pocas viñetas que acompañan este texto. Como muy pocas veces he podido ver en un tebeo, el puño de Batman no solo golpea, sino que parece salir literalmente de la página, acercándose peligrosamente a nuestro rostro. Parece tan jodidamente sencillo… ni siquiera Corben ha conseguido convencerme de igual forma; él que ha abusado tanto del truco. La representación de Batman, además, es sobresaliente. Sobre todo el tratamiento de la capa del Señor de la Noche (elemento fundamental de su misterio) que deja en mantillas a todo un Wrightson y no digamos ya al coleccionista de bolas de béisbol apellidado McFarlane.
No sé si lo he comentado alguna vez, pero los genios son odiosos, odiosos, odiosos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: