octubre 5, 2005

Rediscovering Mazzucchelli

Posted in Impresiones tebeeras a 7:11 pm por ivanolmedo

Puede que debamos aceptar que se ha convertido en una leyenda para todos los lectores de superhéroes. David Mazzucchelli nos dejó con la boca abierta y los esquemas destrozados durante la lectura de sus dos obras maestras, ambas con guiones del controvertido ( y más de moda ahora que nunca) Frank Miller. Para Batman fue Año Uno; para Daredevil, Born Again. Para David, la fama; para los lectores, la gloria. Antes de desaparecer del negocio aún tuvo tiempo para deleitarnos, junto a Ann Nocenti, con una historia corta aparecida en el ambicioso Marvel Fanfare, donde el protagonismo recaía en el Ángel de la Patrulla X y una ancianita de alma artística bastante olvidadiza. Después, los supertipos fueron abandonados a su suerte y el trazo siempre justo y certero del artista americano no volvió a moldear las formas de un diablo rojo, ni un caballero de la noche, ni de ningún otro héroe en mallas. La (aparente) definitiva sencillez del trazo, la elegancia sutil de la narrativa, fueron casi como un espejismo hacia el que corrimos para acabar topando con la fría realidad: Mazzucchelli fue una rara avis y su oasis se diluyó en el desierto de rayitas sin fin que los chavales de Image impusieron. Eso eran superhéroes de verdad… en fin.
Tras su abandono, la única obra más o menos larga de Mazzucchelli fue una adaptación, con guión de Paul Karasik, de la novela de Paul Auster, La ciudad de cristal, aclamada tanto por la crítica como por el propio Auster. El resto de su obra tebeística consiste en historias cortas para editoriales independientes y, sobre todo, su comic autopublicado, Rubber Blanket. De este título fue extraída, precisamente, la historia de 23 páginas Discovering America, publicada unitariamente en 1994 por la revista asturiana El Wendigo, y que imagino muy difícil de encontrar a estas alturas; tanto por su antigüedad como por su limitada tirada. Discovering America presenta la peripecia mundana del joven guarda de un edificio que se dedica en sus ratos libres a construir un gran globo terráqueo. Obsesionado por la exactitud de las medidas, escalas y posiciones geográficas; confuso ante su propia existencia, sus días trascurren en un continuo frenesí mental en busca de un equilibrio y una perfección que no existen ni siquiera en la parcelación geométrica que intenta dar sentido a los mapas. ¿Cómo buscarla en la vida? Así, el confuso joven mide, corrige y vuelve a medir, en una lucha que se intuye quizás perdida. La cartografía como metáfora de la existencia, incluyendo una (metáfora) final nada sutil, pero atinada con las intenciones del relato. El dibujo de Mazzucchelli tiende a un expresionismo práctico y cuajado de aciertos. Los trazos necesarios para definir cada elemento y personaje son realzados por unos únicos tonos verdes y rojos que dan un toque especial a la obra. Tan especial como es el mismo autor y su trabajo; que un día, cuando todos soñábamos con que habíamos encontrado un artista de cualidades únicas que estaba allí para quedarse, decidió huir de la fiebre de los leotardos y dedicarse a otras cosas. ¡Cómo me gustaría que Mazzucchelli volviese a Marvel o DC, para saborear sus viñetas! ¡Una miniserie, un Elseworlds, un álbum, un What If…, algo… ya!

Anuncios

4 comentarios »

  1. Nacho said,

    A mi lo que realmente me encantaría es que hiciese lo mismo que otros autores como Lutes, Thompson,… y publicase “algo” con relativa regularidad, aunque sólo fuesen 64 páginas al año, de forma que algún editor nos pudiese ofrecer por aquí dichas obras. Pero supongo que estará entregado a labores más interesantes (o lucrativas)

  2. Iván Olmedo said,

    Hombre, pues sí. No digo ya que a estas alturas se nos vaya a meter en una colección regular, pero aparte de proyectos propios más cercanos al underground o lo alternativo, sería flipante verle dibujar algún proyecto especial con personajes marvelosos o deceeros. De todas formas, aunque ignoro a qué se dedica exactamente ahora mismo, mi ilusión en eso se va a quedar, en ilusión. Sigg…

  3. Jose said,

    aludos a tod@s… Mazzucchelli está trabajando en su próxima novela gráfica. Está parece ser algo un poco más extensa que lo último que hemos visto de él pero de seguro en la honda de Rubber Blanket. Sé de esta novela gráfica por que tomo un curso de comics con él como profesor en la universidad “Rhode Islan School of Design”, en Providence, RI. Mazzucchelli tambien da otro curso en “School of Visual Arts” en Nueva York. Es realmete un caballero y tiene un tremendo aprecio y entendimiento por la historieta. Espero que esta información les sea de ayuda.
    Saludos,
    José

  4. Iván Olmedo said,

    Oh, José, muchas gracias, es una información muy buena, sobre todo viniendo de primera mano. Esperaremos con calma noticias nuevas sobre esa novela gráfica; lo que me temo es que será difícil que, una vez publicada, sea traducida al español, debido a lo poco comercial de este gran autor. Pero cruzaremos los dedos.
    Y a tí, suerte con ese curso, vaya lujazo tener profesores como Mazzucchelli…

    Chao


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: