febrero 12, 2006

Fin de semana lobuno

Posted in Impresiones cinéfilas, Impresiones literatas a 6:18 pm por ivanolmedo


Con un retraso más que considerable, y ahora que llega a las pantallas su secuela, he aprovechado este tranquilo fin de semana para visionarme cómodamente en casita Underworld, la cañera aventura entre vampiros y hombres lobo que sin duda todos los que estéis leyendo esto habréis visto hace un porrón. Sorry, es una de mis constantes: no me mantengo muy al día en lo que a estrenos se refiere, y pueden pasar un par de años (o más, para qué engañarnos) sin que cate uno de esos títulos que todo friki entendido considera imprescindibles. Pero estoy divagando… A pesar de las poco prometedoras escenas iniciales de la película, una copia absurda del tiroteo de Matrix (columnas incluídas) que me hizo temer que aquello sería un truño indigesto, he de reconocer que me divertí bastante durante el resto del metraje, hasta llegar a disfrutar de la historia. Vale, los actores no son como para tirar cohetes; la repetición de clichés es alarmante; la dichosa manía de envolverlo todo en papelito de regalo para neo góticos y con una musiquilla que se repite más que El Fary está presente; incluso es notorio (al parecer) que todo el tinglado está poco menos que anarroseado de famosos juegos de rol como Vampiro y Hombre Lobo. ¿¡Quién lo iba a decir, eh!? Pese a todo esto, digo, me ha parecido un buen entretenimiento, a años luz de la caquita indescriptible y extrañamente recurrente en nuestras conversaciones tertulianas que es Van Helsing (perdón, las collejas otro día) y seguramente sea debido a que se trata de una película apta tanto para aficionados recalcitrantes a las reuniones de monstruos de nuestro querido cine de Serie B como a los drogadictos de la acción cañera con estética guay y además no está tan mal filmada como la antes citada. ¿Quién se va a resistir, por San Kenton, a una historieta donde vampiros y hombres lobo se dan de hostias? Aquí tenemos uno de los puntos clave de la ecuación, por cierto. ¿Marvel Zombie o DCFan? ¿Del Barça o del Madrid? ¿Palomitas con sal, o con azúcar? ¿Eres de los chupasangres o de los licántropos? ¡Ah!, decisiones, decisiones… a pesar de lo mucho que me gustan los vampirillos, he de confesar que siento una debilidad especial por el mito del licántropo, personaje que en cierto modo, ha estado casi siempre ensombrecido por el resto de los monstruos clásicos (con remedos varios de Vlad a la cabeza) y que en este film vuelve a dar muestras de esa condición. Los vampiros – una vez más, y para horror de muchos – son seres afectados que viven en mansiones de que te cagas y parecen ocupar gran parte de su tiempo eterno en agenciarse un guardarropa molón y en exhibirse entre ellos. Unos pijos, vamos. Mientras, los lobitos son desgreñados y guarretes, tienen muy mala hostia y habitan en el subsuelo, un poco como outsiders de esta sociedad sobrenatural. Y encima, son las víctimas. Mola. Personalmente, el personaje que más me ha gustado es Lucian, el líder de los lobos.
Si he llamado a esto fin de semana lobuno es porque, como habréis intuido, he terminado de leer el libro cuya portada ilustra ahí arriba, obra de Carlos Díaz Maroto. Un libro interesante para amantes del mito del hombre lobo, donde se puede repasar convenientemente una exhaustiva filmografía y rememorar viejas películas, casi siempre malillas, que han marcado el camino del aficionado al terror cinematográfico más peludo. El repaso de Maroto llega, precisamente, hasta la citada Underworld, a la que no critica muy positivamente, y conforma una guía útil de consulta. Es estimable, sobre todo, porque aparte de los clásicos y las películas que todos podemos conocer, es una muestra de la cantidad de producciones baratas, ignotas, televisivas, chuscas e irrelevantes que muy difícilmente podremos localizar y ver. Se añade además un capítulo con películas sobre humanos transformados en otros animales y una lista enorme de títulos.
Y, ya puestos, para rematar la faena he decidido este mismo fin de semana lobuno que mi próximo cuento sea de hombre lobo. Eso sí, con algunas peculiaridades. ¿Poco original? Ya veremos qué sale…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: