julio 9, 2008

El blog de Pablo Neruda

Posted in Opino que... a 10:13 pm por ivanolmedo

Anduve estos días enfrascado en la lectura de uno de los libros póstumos de Pablo Neruda, Para nacer he nacido, que no es más que una recolección de cartas, prólogos, discursos, recuerdos de viajes y opiniones políticas y literarias; los papeles ya masticados y digeridos de toda la vida del poeta que, tras su muerte – como es costumbre editorial – se reciclan y salen a la luz por puro completismo. La noticia reciente de que se ha encontrado un libro manuscrito, inédito y amoroso del orondo escritor no hace más que confirmar la sospecha de que los grandes nombres siguen vivos después de muertos. Al leer las páginas de Para nacer he nacido la sensación que he tenido es la de encontrarme explorando y leyendo el blog del autor: los capítulos hacen las veces de categorías, agrupando las entradas por su temática y, tratándose de un puñado de textos de gran calado personal, y tantas veces directo con el lector, la sensación se agudiza. El blog de Pablo Neruda, por tanto.

He intentado imaginar entonces cual hubiera sido la actitud del chileno ante la realidad de Internet y ante la fabulosa – y, a veces, poderosa – herramienta de comunicación que es un blog. Creo que Neruda, gran viajero físico y político, se hubiera sentido encantado ante la posibilidad larga y democrática de semejante herramienta. Pero Neruda es solo uno más entre la enorme lista de escritores que, por el escaso margen de unos años, no llegaron a conocer los blogs, (ni Internet, ya que estamos ). Lo excitante es pensar cuántos de los clásicos más recientes hubieran tomado parte en esta pequeña revolución ( que lo es ) y hubieran utilizado el blog como aventura extra literaria y forma definitiva de abrirse al mundo, compartiendo no solo su obra sino su pensamiento, sin disfraces. Los más combativos, indudablemente, y los más concienciados socialmente. Por qué no los meramente vanidosos. Incluso los poseídos por la fiebre de la palabra escrita, para los que sus libros quizás no serían suficiente medicina.

Imaginemos blogs tan dispares como pudieran ser los de Herbert G. Wells, Charles Bukowski o Philip K. Dick. Interesante, ¿no? Sin duda una forma diferente de conocer algo más de la manera de pensar de aquellos que admiramos, o de aquellos que despreciamos, ¿por qué no? ¿Se acabaría entonces el agotador deporte de desentrañar la personalidad de un autor a través de sus ficciones? ¿Caerían muchos ídolos con pies de barro? Imaginemos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: