septiembre 21, 2008

A viles no los gana nadie

Posted in Impresiones tebeeras, Opino que... a 2:00 pm por ivanolmedo

Hace una semana volvimos de las Jornadas de Cómic de Avilés con la habitual satisfacción de haber podido disfrutar durante unos días de un ambiente festivalero en torno a las viñetas que alterna jornadas o momentos tranquilos con otros más moviditos, y donde cualquier interesado en el medio puede escoger entre múltiples actividades con las que llenar su tiempo. Volvimos también con la agridulce constatación de que, efectivamente, estas son las jornadas de los aficionados. Mas no solamente las de los aficionados al cómic, sino también las de los aficionados a la caza. Cada vez con mayor ensañamiento, un buen puñado de personas ( por que no es uno solo, como parece que nos quieren hacer creer algunos de los implicados, mareando la perdiz ) que deberían pasar un psicotécnico antes de poder acercarse a cualquier dibujante que acuda como invitado – o no – al evento, centra su estancia en Avilés y sus actividades única y exclusivamente en el acoso desvergonzado al autor, pasando por encima de lo que sea con tal de acumular dibujos y más dibujos sin cuento, sean de spidermanes, lavadoras o tías macizas. Fue triste ver cómo un dibujante de la talla de Joe Jusko era acosado en todo momento, sin respiro, hasta el punto de que él mismo tuvo que pararle los pies a más de uno en alguna ocasión, cuando las buenas maneras ya no hacían efecto. Muy triste que en la charla de ese mismo autor hubiera media docena de personas contadas ( no ví allí a ninguno de los que lo atosigaban en las terrazas ), número de personas que solo fue aumentando hacia el final, cuando ya había que pillar asiento cercano ante la inminencia del reparto gratuito de láminas que, por supuesto, es el segundo objetivo en orden de importancia para los caníbales.

Triste que algún descerebrado con expresión bovina le exija al autor que termine un dibujo ya entregado ( vamos, que se lo haga a color, se lo rotule y le meta efectos 3D ); tristísimo que alguien te diga “Es que a mí la vida de los dibujantes me importa una puta mierda; si nacieron en Oregón, si usan aerógrafo o qué… yo vengo a pillar dibujos”. Triste que a un dibujante, por muy bueno y famoso que sea, le acosen mientras come, mientras se toma una copita… mientras mea, no me extrañaría nada. Que Alan Davis tenga que andar haciendo requiebros para esquivar grupos pirañescos; que los organizadores de las jornadas tengan que recordar hasta la extenuación que hay varias exposiciones, o ir a buscar a las terracitas a la gente, que no se entera de que, aparte de esas varias toneladas de papel garabateado con las que, seguramente, los enterrarán, hay otras actividades de cierto interés.

Todo esto es triste, digo, porque yo mismo, pasando largas horas durante cinco días en las Jornadas, siento vergüenza ajena ante lo que veo, y se me quitan totalmente las ganas de solicitar un dibujito a algún autor admirado ( de quien también me interesa escuchar qué y cuánto es lo que ha hecho en su vida, naturalmente ), por si les da por meternos a todos en el mismo saco, pirañas y guppys ( que no grupis ) y mandarnos a paseo. Así que sigo sin tener un bocetillo de los extraordinarios Doug Braithwaite, Joe Jusko, Liam Sharp, Alan Davis, George Pérez o Michael Golden. Tendría que armarme de valor y muchas balas ( y dejar por el camino la vergüenza, la mía y la ajena ) para pasar entre las apretadas filas de zombis, y no, no es lo mío. Tras dos días de paciente espera conseguí que el excelente Goran Parlov ( nominado al mejor comic de humor junto a Garth Ennis por Barracuda en el próximo Salón de Gijón, no os lo perdáis ) me hiciese un dibujo. Un maravilloso y limpio dibujo, obtenido sin dar codazos, sacar al dibujante de la siesta o intentar convencer al primero de la fila de que ayer el mismo artista me había prometido su alma y ser el amor de su vida. Y es que estoy seguro de que algunos de estos viles serían capaces de llevarse una ouija e invocar al espíritu de Jack Kirby para que les hiciese un dibujillo.

Opiniones y denuncias aparte, personalmente me lo he pasado tan bien como de costumbre. He ido sacando algunas conclusiones interesantes y me ha servido para poner en marcha algunos proyectos y asociaciones creativas que espero vean la luz y continúen en ascenso durante el próximo año. El tiempo lo dirá… y yo lo contaré aquí.

Anuncios

3 comentarios »

  1. instan said,

    Yo no he asistido a esos salones, todo lo más ver alguna exposición de cómic cuando las ponen cuando se celebran, o en general cuando las hay y me quedan cerca. Pero lo que comentas no sólo es lamentable, también es trágico. Y cada vez se parece más a lo de las firmas de libros, con el agravante de que en este caso se trata de algo más elaborado y personal, que debería de verse como una dedicatoria de un dibujante, no como un trofeo de caza.

    Sin duda se trata de gente que está “sin cepillar” que ni siquiera tiene un mínimo de sentido común. Y al final todo eso irá en detrimento de ese tipo de jornadas (seguro que más de un autor no vuelve, porque para que lo acosen y encima vayan cuatro gatos cuando da un charla, si no fuera gente que tiene un gran respeto por sus lectores, no vendría ni uno).

    Por cierto, ya tengo mi Espantapájaros con el puño en alto. Creo que recibirá una ubicación adecuada dentro de unos días,je,je,je.

  2. ivanolmedo said,

    Es que no estoy hablando de guajes de 7 años ni de adolescentes de 15; si no de personas de veintimuchos o treintaytantos que dicen ser aficionados al cómic y reverenciar a los autores. Si por idolatrar a un autor entienden acosarlo en cualquier momento y lugar y no interesarse más que por conseguir un dibujo ( o dos, o cuatro, o cinco del mismo en un par de días, lo que da una idea de su carácter de rapiña) pero no acudir a escuchar qué tiene que contar de su vida y sus proyectos… en fin.
    Por no hablar ya de otro tipo de individuos más perniciosos: los que piden un dibujo y, encima, que no se lo dediquen. Es decir, un original guapo firmado pero sin dedicar, que es mucho más fácil de vender en el EBay, por ejemplo. A estos, directamente, habría que echarlos a la ría de Avilés…
    Podría decir eso de “he visto cosas que no creeríais…”, pero te harás una idea…

  3. Fox said,

    Amen.

    FOXXXXXXXXXX


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: